Las Mezcas, bebidas con el sabor de lo nuestro

México es un país rico en cultura y tradiciones. Nuestras festividades y celebraciones son mundialmente famosas: los tacos, los mariachis, las salsas o las bebidas típicas son elementos nacionales que nos hacen únicos.

Dentro del escaparate de productos mexicanos se encuentra el mezcal, bebida artesanal elaborada a través de un proceso de destilación de la planta de Maguey. Su sabor fuerte y aromático,  lo ha posicionado como una de las bebidas estandartes de México en el mundo.

Fiel a la naturaleza creativa del mexicano, Maritza Sánchez Flores ha guiado las riendas de la empresa Las Mezcas, cuyos productos innovadores buscan refrescar el paladar de sus clientes.  Entre ellos  se encuentra Mezcamaica y Mezcarindo, bebidas hechas con mezcal, miel de agave orgánica y agua de jamaica y tamarindo. Estas deliciosas opciones, “listas para beber”, son nuevas en su categoría, lo que las hace totalmente diferentes.

La historia de la compañía empieza en 2013 cuando el hijo de Maritza, Javier, y su amigo Fernando, participaron en un concurso de emprendimiento organizado por su Universidad, en el cual quedaron en segundo lugar. Como premio recibieron un curso de 3 meses para incubar y desarrollar su proyecto Las Mezcas.

La producción de las bebidas comenzó en casa de Maritza, donde usaron la cocina como espacio para desarrollar los productos. En su primer año vendieron 800 botellas y fue, en su mayoría, a amigos y conocidos.

El segundo año lograron expandirse gracias a que sus productos empezaron a venderse en algunas tiendas y vinaterías. Con el dinero ahorrado, compraron un terreno y adquirieron maquinaria para lograr una producción más rápida y eficiente.

En 2015 se unieron al programa “Adopta una PyME” de Walmart de México y Centroamérica, una iniciativa que brinda apoyo y capacitación  a pequeños y medianos empresarios que ya forman parte de la cadena de valor de la empresa, para incrementar su productividad, competitividad y el posicionamiento de sus productos.

Las Mezcas, como parte de este programa, recibió asesoría  en dos temas clave para una PyME: promotoría y distribución, lo que les llevó a reducir costos relacionados con la distribución, así como acelerar su crecimiento al expandir sus puntos de venta  dentro de los distintos formatos de Walmart  de México y Centroamérica (Superama y Walmart).

La incorporación al programa se vio directamente reflejada en las cifras de crecimiento de la empresa. En 2015, primer año de su ingreso en “Adopta una PyME”, el incremento fue evidente: 20% más que el año anterior. En 2016, duplicaron sus ventas, llegando a dos millones de pesos facturados anualmente. En 2017 alcanzaron un 50% más y en lo que va de 2018, han logrado una cifra mayor al total de ventas del año pasado y ya exportan a países como Guatemala, España y Canadá.

Mirando en retrospectiva, Maritza considera que hay dos lecciones importantes a la hora de emprender un negocio: la primera es tener una base económica que te ayude a tener solvencia durante los primeros meses, y la segunda, es que aquello que se venda, tiene que ser único, novedoso y totalmente diferenciado “ya que la competencia es muy alta y es difícil resaltar”.

El Mezcal es parte de la historia de México, y la mente creativa de  Maritza, Javier y Fernando le han dado un nuevo giro a esta bebida tan representativa, asegurando que: “quien la prueba, la compra”.

Fuente: Comunicado de prensa